jueves, 22 de octubre de 2009

Primer día de la madre

Ya sé que ya pasó. Como periodista en una agencia de noticias me muero de hambre, no? Bueno, aún no me dedico a eso, así que escribo cuando puedo.

Raro, pero con sensaciones hermosas. A decir verdad supongo que cuando quiero describir lo que siento me quedo mirando la pantalla en silencio.
Silencio que se parece al de este blog las ultimas semanas.

Puedo decir que fue la primera vez que no me molestaron las publicidades de madres y niños felices; la primera vez que la proximidad del día de la madre me producía una inquietud similar a cuando uno está por ir a una fiesta que esperó por mucho tiempo; la primera vez que se me llenaron los ojos de lágrimas pero de emoción y no de tristeza; la primera vez en muchos años que no pensé en cómo meterme debajo de la tierra y desaparecer.

Cuando llegó mi madre (señora compleja si las hay, que se ha jactado siempre por lo buena madre que fue y la mar en coche) el inconsciente me jugó una mala pasada y por diez segundos me olvidé de decirle Feliz Día. Sentía que era mi día y no el de ella. No me juzguen de egoísta, si conocieran en profundidad a mi madre, me entenderían.
Por un momento parecía mi cumpleaños. No paraba de sonar el teléfono y se me escuchaba decir gracias, muchas gracias a cada rato. Se ve que la gente también pensaba en mí el día de la madre.

¿El postre? Riquísimo. Mi marido tomó la palabra, con lo que a él le gustan esas cosas y brindó por la madre que resultó su esposa, por la lucha llevada a cabo y por nuestro hijo. Se me llenaron los ojos de lágrimas porque conocerse como madre y padre no es sencillo y en estos tres meses muchas veces sentí que yo no había resultado la madre que él esperaba que yo fuera. Aunque por lo visto la cosa no está tan mal. No sé si seré la de sus sueños, pero parece que me sigue eligiendo y eso me llena tanto como cuando Fede me sonríe.
Así que brindamos. Yo agregué en el brindis a todas mis compañeras de ruta, que en este día de la madre aún estuvieron bajo tierra, para que pronto ellas también puedan empezar a respirar aire puro.

¿La nota de color? Mi viejo pidiendo la palabra también. Como para no perder protagonismo, diciendo vaguedades sobre mí y reivindicando a la santa madre, que no soy yo, obvio, sino mi madre. Un pelotudo. No dije nada porque aún tenía los ojos mojados de las palabras de Igriega. Y bueno, la familia se agranda y los problemas también. Prefiero mil veces estos roces que esperar un llamado para ver cuántos embriones fertilizaron.

En cada sonrisa de Fede siento que la vida me sonríe otra vez.

4 comentarios:

Pilot dijo...

Feliz Día Z. Claro que es tu día y no el de tu vieja que hace tres meses dejó de serlo para convertirse en abuela.
La madre ahora sos vos e Igriega la tiene re clara, y tu viejo o decía eso o dormía afuera (no?).
Gracias por acordarte de los terrenales porque siendo este tu primer día de la madre te debes sentir de otro planeta.
Besos y a festejar junto a FEDE

Karina00 dijo...

Feliz día zeta! Coincido en que es TU día, y poder festejar el día de la madre después de tanta lucha, merece un festejo como el que describís, con el brindis de igriega y mucha emoción. Me gustó lo que te dijo Pilot, tu vieja ahora tiene dos días, sumando el día de la abuela, así que repartamos un 50% en cada día, y por ahora la que tiene el 100% del día de la madre sos vos :)

Besos linda!

Virgin dijo...

Me alegro mucho que este año hayas podido sacar la cabeza del pozo y ser feliz...
Saquemos las anecdotas familiares, eso no cuenta, la familia es así, una no la elije viene incluida en nuestra vida. No te prives de dsifrutar, besotes.

Anónimo dijo...

jajaja la verdad que RE FELIZ DIA DE LA MADRE, tambien atrasado mi saludo, pero doblemente deseado!!!
y es verdad, o tu papá decia algo de tu mamá o dormia afuera jaja
Yo hace 4 años que me siento la reina de las madres aun cuando me suegra se juega año a año por cagarmelo, acostandose o directamente no atendiendonos ni el maldito telefono cuando me voy a pasarla con mi vieja... pero aún así sigo festejando, yo tengo lo mas maravilloso del mundo, mi hija y a SU HIJO jajajajaja
BESOS ENORME!!! TE PROMETO QUE TRATARÉ DE VOLVER PRONTO, NO FUE UN AÑO FACIL PARA MI JAJA pero como siempre, la sigo remandooooo