jueves, 12 de noviembre de 2009

Hijo e’ tigre

Cuando pensé por primera vez en que algún día tendría hijos, tomé conciencia de lo importante que sería decidir con quién. Aún no lo sentía en carne propia, pero es sabido que un hijo es lo más importante que uno puede tener. Pensaba entonces que el padre tendría que ser alguien de mi total confianza. Iba a tener tanto derecho como yo a quedarse con el niño, a educarlo, etc. Entonces, si quería lo mejor para mi hijo, tenía que empezar por buscarle un buen padre. Con eso en la cabeza andaba yo en mis veintitantos años. Criterio bien concreto que me servía para identificar una relación ocasional de algo que podía volverse serio. De las primeras también tuve, obvio.

¿Se puede decir que me enamoré dos veces de la misma persona? Sí. Cuando era adolescente conocí a un pibe seductor, inteligente, cariñoso, divertido, que estaba re fuerte (eso era importante en aquellos tiempos), algo mujeriego (eso me atraía). Me enamoré como una perfecta quinceañera. Salimos durante un año y nos separamos. Siempre lo recordé como una de las mejores relaciones que había tenido. Ocho años más tarde, volvimos a encontrarnos. Conocí a un hombre seductor, inteligente, cariñoso, divertido, noble, laburador, honesto, sincero. Tenía unos kilitos de más, pero no me importaba. Sus labios gruesos seguían intactos, eso siempre me había gustado. Me enamoré. En una reunión de unos amigos de él, vi cuánta gente lo quería y cuánto le gustaban los chicos. Había encontrado al padre de mis hijos. Me enamoré definitivamente.

Después vinieron años felices que se oscurecieron con la historia que ya conocen. Supe que no me había equivocado. Era todo lo que dije y más. Sobre todas las cosas, un compañero de esos hechos de buena madera, que están. Siempre. El hombre que tenía al lado era -sin ser padre- un padre decidido a poner patas para arriba el mundo para encontrarse con su hijo. Está claro que Fede, no sólo tiene la cara del padre, sino su fuerza. Bueno, la mía también. Si llega a juntar un poco de ambas, me da miedo que estalle.

Pero eso no es todo. Hace algunas semanas, yo miraba raro el tender mientras al colgar nuestra ropa, se intercalaban mediecitas minúsculas, baberos, bodies, pantaloncitos diminutos. En eso llegó Igriega. Me saludó raro, él se pone así cuando trae algo entre manos. De pronto se levanta la manga de la remera y me dice: mirá lo que me hice. ¡Guau! ¿Es de verdad? ¡Claro! Lo miro entre contenta y sorprendida y me dice: había hecho una promesa, si nacía Fede me hacía un tatuaje, va a ser uno por cada hijo (esta claro que no tiene riesgo de quedar como el tipo que tiene tatuada toda la cara). Es un tigre porque tiene garra y cuida a la familia. Qué les puedo decir. Me encantó. Me gustan los tatuajes en los hombres, me resultan sexis y si encima es mi marido, el padre de mi hijo, que se escribió Padre bajo la piel, qué más puedo decir: gracias a la vida que me ha dado tanto.

9 comentarios:

majito dijo...

Grande Igriega!!!!! Me encanto este post! Ahora... a comprar las zapatillas para la caminata!!!!
Beso

Maydi dijo...

No podía conciliar el sueño, y ahora me voy a dormir con una linda historia de amor que me emociona y llega al corazón.
Quiero comprar un libro tuyo zeta!

Verte dijo...

JUAAAAA!!! y se lo hizo enorme!! miralo vos, así de cayetano, fue y se tatuó.
Que lindo post, lindo en serio.
Ah...nosotros somos peregrinos crónicos (yo en realidad hace 3 años que no voy, pero mi marido insiste y yo creo que debería volver a las pistas) Si quiere apoyo logístico decile a Igriega que venga con nosotros, o con mi marido si arrugo de nuevo.

Flor dijo...

Hermosísimo post. Genio total Igriega. Pese a que no me gustan mucho los tatoos, este me encantó!
Cariños para la linda flia.

Anónimo dijo...

Me emocione muchisimo con este post... no se porque... y decidi escribirte estas lineas... que hacia mucho que no escribia

Con los ojos llenos de lagrimas...

Les digo...

Los quiero mucho!!!!!

Gracias!!! Fede por estar en este mundo... me haces la tia mas feliz del planeta

A pesar de que a mi no me gustan los tatujes grandes... este me encanta!!!!... por su significado

Besos gigantes para los tres

maju38 dijo...

fuera de serie... falta la caminata (peregrinación)y el circulo se completa.
Felicidades Zeta, sabemos lo que un buen compañero importa en esta vida!!!!! besos a los tres desde mardel

stellina dijo...

no se si seran las hormonas o que pero se me llenaron los ojos de lagrimas con un tatoo los felicito a los tres!

Zeta dijo...

Gracias chicas por seguir ahí!!!

Silvia dijo...

jajajjaja ! buenísimoooo !
Me encantó decile a Igriega, y me enamoró tu relato tan pasional...
En el segundo encuentro luego de ocho años estoy segura que fue "él" quien tiró la línea ! jaja
Que disfruten chicos !
Muchos besos a los 3 !