lunes, 15 de marzo de 2010

Como quien vuelve

Me siento como quien vuelve al psicoanalista luego de varios meses. Por dónde empezar, hay tantas cosas para decir y al mismo tiempo ninguna que acuda firmemente a la boca.

A ver. Me largo en libre asociación. La primera o todo al mismo tiempo: que me acordé de este espacio más de lo que las fotos que publiqué pudieron demostrar. Que la culpa por no escribir viene calando hondo en mi cabeza desde hace muchas más semanas de las que puedo soportar. Que estoy volviendo a escribir con la sensación de que mi escritura, la mía, la que me gustaba, me abandonó. Que en medio de tanto trabajo, tanta maternidad que me tiene embelezada, siento que el talento se me fue al cuerno. Que estoy feliz. Que no puedo creer la escena de mí misma teniendo una entrevista en un jardincito para ver si Fede empieza a socializar. Que me da un placer inmenso estar pensando cómo organizo la fiestita de cumpleaños. Que no puedo creer que esta vez me toca a mí y estoy como quien acaba de ser besada por su amor imposible y siente que no lo está disfrutando con la intensidad que debiera. Que estoy rara porque tengo que remontar mi trabajo después de un año, digamos, sabático; pero que al mismo tiempo no tengo el ímpetu de antes porque lo que verdaderamente quiero hacer es escribir, pero por otras cosas laborales que me tienen muy atareada, siento que tampoco escribo y si lo hago pienso que es una reverenda porquería. Ahí, ni chicha, ni limonada, aparece sin piedad el fantasma materno del ama de casa que me persigue voraz y amenaza con apropiarse del único talento que creí tener: éste, las palabras escritas.

En fin, pero ya saben que mi hijo no es un luchador porque sí (aunque él podría haber salido de un repollo tranquilamente, repollo o ICSI, a esta altura da lo mismo). La lucha es lo mío. Por eso estoy dándole batalla a los monstruos secuestradores de palabras; aquí las dejo: cada lectura las salva.


(*) Su musa esta muy ocupada. Por favor intentelo más tarde.
Tomé la imagen del blog http://ezequieldelaparra.wordpress.com/ Hermoso blog por cierto y el texto sobre las musas, imperdible.

7 comentarios:

Viviana y Sofia dijo...

mandalo a la guarderia si te hace falta por trabajar o algo asi pero... tu bebe no tiene edad para "socializar"... no son capaces de eso hasta los 3 años o luego.

hago votos para que las musas retornen pronto.

Pilot dijo...

Zeta ya vendrán esas palabras a tu mente, a tu boca, a tu corazón, a tu lapicera.

Ahora es momento de noviazgo con Fede, es la época en que uno deja de hacer todo porque lo más importante es estar con él. Ya el se soltará pronto de tu mano y comenzarás nuevamente a recuperar tus cosas.

Disfruta de una vez por todas. Yo si escribis un libro lo compro porque me facina como escribis, siento cada una de tus palabras que leo.

Karina00 dijo...

a ver... Dedicar mi tiempo libre a escribir en el blog? O estar con Fede, jugando, planificando la fiestita de cumple, visitando jardines, etc?

No hay dudas! La segunda opción es la mejor y sin culpas! :D

Disfruta de ese bebu hermoso!
Besos

Vuelos de Libélula, arte en movimiento dijo...

Uhhh recien llego al blog, mejor empiezo desde el principio, no??

Maydi dijo...

que bueno compartas tu libre asociación.. pero que no te lleve demasiado tiempo! andá a embelezarte con tu principito y los preparativos para el cumple como tantas otras vivienias increibles :D

PD: yo tb compraría un libro tuyo!

maju38 dijo...

con el paso del tiempo pude notar que la historia de la concepción y nacimiento se torna una anécdota.
Estas disfrutando de algo maravilloso, irrepetible con Fede, date permiso de disfrutar este año, que comparado a los años de lucha no es nada... la escritura ademas de vocación y pasión, cubrió otras cosas, vacíos, reemplazó ansiolíticos y orejas de amigos y familiares que no te podian llegar a entender. Dale tiempo y date tiempo. y si necesitas permiso, te damos permiso de estar dispersa y embelezada con tu bombón. un beso desde mardel...

Ceci (también Chechu) dijo...

Que placer preparar la fiestita de cumpleaños! me mueroo!
Olvidate de la musa falluta por un tiempo, dale minivacaciones!
(digo mini para que no se malacostumbren estas)
Besote.